Entendidos como los productos que complementan la alimentación normal, los suplementos dietarios son un mercado que viene creciendo a doble dígito en el país y se espera que este año las ventas al consumidor final sean de $274.300 millones. Este dato tendría variación de 33% respecto a lo registrado en 2014 cuando fue de $206.200 millones, según datos de Euromonitor.

La firma estima además que a 2024, las ventas de estos productos crecerían 22,2%, comparado con lo registrado este año, y totalizaría $335.200 millones.

Cabe mencionar que este mercado también viene creciendo en América Latina: para este año se calcula que las ventas al consumidor final serían de US$2.748 millones, lo cual representaría una variación de 50,7% comparado con el dato de 2014. El monto que este negocio movería en la región a 2024 sería de US$3.142 millones.

Una de las razones que explicarían el dinamismo de este mercado en el país y su continuo crecimiento, de acuerdo con un estudio realizado por Nielsen para la cámara farmacéutica de la Andi, es la relación directa entre el uso de estos complementos dietarios y la práctica de hábitos de vida saludable que estarían tomando mayor relevancia entre los colombianos.

El análisis, que encuestó a 806 personas entre 18 y 64 años en seis regiones del país, arrojó que el 66% de estos ha usado suplementos dietarios en los últimos seis meses.

Algunas de las razones por las que los colombianos estarían consumiendo este tipo de productos es que son buenos para la salud, contienen nutrientes y vitaminas necesarios para el cuerpo, aportan energía y ayudan a una alimentación balanceada.

Entre los suplementos más utilizados por los encuestados están las vitaminas en primer lugar con 45%, seguido de proteínas y aminoácidos con 17%, suplementos botánicos o bioactivos con 16% y minerales con 15%.

Para la nutricionista Diana Rojas, si bien este tipo de productos pueden apoyar el plan alimenticio de las personas es necesario que antes de consumir cualquiera de estos consulten con un experto en la materia, revisen si los artículos cuentan con el registro Invima y además tienen evidencia científica y saludable. Lo anterior es importante pues, “por buscar un objetivo rápido, se puede estar sacrificando la salud a largo plazo”, añadió.

Por su parte, Daniela Castro, nutricionista dietista, dijo que es importante fomentar el consumo de una alimentación variada y natural y, solo en caso de requerirlo, complementarlo con un suplemento.